Jueves, 25 Mayo 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

El "Centros de Estudio y Pensamiento de Oposición" publica una PLATAFORMA PROGRAMÁTICA MUNICIPAL

E-mail Imprimir

Chile no es el mismo. Hoy, la posibilidad cierta de satisfacer las crecientes demandas ciudadanas, de superar la crisis de significados y de representación por la que atraviesa el conjunto de la sociedad y de trazar una nueva formulación socio-cultural para Chile, exige de parte de la oposición una disposición a proponer modificaciones estructurales a la institucionalidad vigente.

Repuestas solo limitadas a los márgenes del actual ordenamiento, junto con no representar del todo la voluntad ciudadana y el clamor mayoritario por más participación e igualdad, sólo perpetúan un modelo social crecientemente excluyente y que fragmenta nuestra identidad nacional.
Conviene entonces pensar que Chile no puede seguir siendo el mismo y que el cuerpo de fundamentos y normas en el que se ha sustentado deben ser revisados y modificados en función de una nueva realidad que se presenta cada vez más compleja, dinámica y desafiante, pero que a la vez abre la posibilidad de soñar y construir un mejor país.
Lo que está en juego es tanto el grado de compromiso como de adherencia para la convivencia social que genera la democracia. No avanzar en la profundización y fortalecimiento de ésta es cronificar una tensión que distancia y niega a las personas y comunidades su rol activo como ciudadanos para la transformación y mejoramiento de su calidad de vida.
Disponernos de forma urgente para un proceso de reformas democratizadoras y de más justicia social en los municipios, que a modo de desafío se superpongan e interpelen la institucionalidad que nos rige y que se orienten como nueva práctica social al reconocimiento y validación de la acción colectiva y la deliberación ciudadana, constituye el primer paso de una tarea mayor cual es dotar a Chile de un proyecto compartido para su desarrollo. Se tiene por tanto la convicción de la necesidad de una profunda Reforma Municipal, democratizadora de la gestión y la comuna y que promueva el desarrollo y soberanía desde lo local.
La actual estructura tiende aceleradamente a la obsolescencia y edificar una nueva, con valores e instrumentos validados ciudadanamente, representa el compromiso de este momento.

EJES Y PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS.

En este contexto, las propuestas que conformen un acuerdo mínimo programático para la oposición deben plantearse respondiendo a las demandas de una ciudadanía que por medio de distintas manifestaciones y movilizaciones exige conjugar lo posible con lo inédito viable. Se exigen propuestas que interpreten este sentimiento de empoderamiento creciente que surge de forma mayoritaria desde los actores sociales y la ciudadanía en general.
Para ello se proponen cuatro ejes, con diversas propuestas, que pongan a disposición de los electores un programa de mayor democratización de lo público, orientado al mejoramiento de la calidad de vida y que manifieste la voluntad política de la oposición por construir un Chile más justo para todos y todas.

1 Participación y Democracia Local:

La democracia que nos rige, particularmente en el espacio local y más próximo de las personas que es el municipio, es percibida hoy como un instrumento restringido que promueve una insuficiente representación y tiende a anular la participación generando muchas veces relaciones instrumentales entre la administración local y los dirigentes y organizaciones sociales.
Los grados de agotamiento de esta relación para la convivencia social y especialmente para la búsqueda de acuerdos y mayorías se acentúan, emergiendo crecientes manifestaciones ciudadanas de insatisfacción que ponen al centro la necesidad de efectuar cambios que se orienten a la inclusión y la deliberación social de amplios sectores de la comunidad.
Del conjunto de la ciudadanía, pensando en una realidad nacional diversa, emerge la demanda de más igualdad y participación, siendo necesario por ello considerar nuestras propuestas como la antesala de una transformación más estructural, que posibilite una balanceada ecuación de gobiernos locales y profundización de la democracia a nivel nacional.
El principal elemento dentro del diagnóstico es el carácter restrictivo e ineficiente de la actual concepción de democracia dentro de la actual ley orgánica de municipalidades. Por lo tanto, es necesario instalar dentro de nuestra agenda programática la necesidad de una reforma municipal democratizadora, para poder implementar las propuestas que se generen en el presente documento.
Apelamos al fortalecimiento del rol de ordenamiento, fiscalización y control por parte del concejo municipal. De igual modo, estamos por implementar a nivel nacional la posibilidad de acusar constitucionalmente a un alcalde.
El municipio debe tener la capacidad de vincular las demandas locales con demandas nacionales. Frente a la escasa capacidad de movilidad en algunos temas que van más allá de lo municipal, el alcalde debe hacerse parte de las demandas de los vecinos de la comuna frente a temáticas nacionales. Ello implica demostrar voluntad política de democratización de la gestión municipal. Al respecto, proponemos:

- Implementar el voto programático dentro de la elección de alcaldes, de tal manera que el candidato trabaje junto a la ciudadanía en la elaboración y ejecución del programa.
- Implementación del voto revocatorio, como mecanismo de control ciudadano.
- Implementación del presupuesto participativo y/o mecanismos de deliberación respecto al presupuesto municipal.
-Comprometer plebiscitos en materias de conflicto local atingentes al municipio. Comprometemos nuestro voto político por promover plebiscitos con un 5% de las firmas del electorado, de acuerdo al espíritu de la ley 20.500
- Fortalecer los COSOC (determinar sus materias resolutivas) y generar a lo menos tres sesiones integradas al año del concejo municipal donde participe el COSOC
- Cuenta pública anual del Concejo Municipal.
- Generar mecanismos para implementar procesos de formación de ciudadanos. Desarrollar Escuelas de Formación Ciudadana.
- Implementar el uso de las TICs como mecanismo de mejoramiento de la comunicación e información entre el municipio y los vecinos.
- Generar una política local de juventud co-construida con los actores juveniles tanto formales como informales.
- Promover la autonomía, el desarrollo y fortalecimiento de los clubes del adulto mayor, evitando prácticas clientelares y paternalistas.
Todas estas medidas deben ser compromisos de nuestros candidatos para que no se transformen, durante un potencial mandato comunal, en aprovechamientos y clientelismos.
Para esto es necesario generar instancias de formación y comprometer una voluntad política de los candidatos y candidatas respecto a la implementación del programa.
En la campaña se debe marcar diferencias entre la visión de una democracia verticalista por parte de la derecha, y una visión más horizontal por parte de nuestro programa.
Las Ideas fuerza centrales son: mecanismos de mayor control ciudadano, mayor deliberación ciudadana y mayor toma de decisiones (participación vinculante). Se debe incorporar los elementos culturales que marcan diferencia con la derecha (valores como la fraternidad y responsabilización por sobre el asistencialismo y paternalismo; o la diversidad por sobre la moralidad conservadora; el valor de la participación y la delegación del poder), así como apelar igualmente a la emocionalidad y afectividad como rasgo distintivo de una cultura democrática.

2 Calidad de Vida:

Entendemos calidad de vida como un concepto multidimensional, universal y dinámico, que en alusión a realidades diversas y complejas integra todas aquellas necesidades o demandas que permiten el desarrollo, bienestar y felicidad del ser humano, en su contexto individual, familiar, social y cultural. De ahí que demandas o necesidades a satisfacer como educación, salud, vivienda, medioambiente, igualdad de género, deporte, adultos mayores, etc. sean derechos que deban estar garantizados en las políticas públicas, ya sea por la práctica del Estado centralizado y/o por la mediación de los Municipios.
Lo anterior, supone la conceptualización de un municipio responsable y garante del bienestar de los habitantes de su territorio, con crecientes capacidades para la acción e intervención, y que se orienta en su práctica por el buen vivir de las personas y el desarrollo de las comunidades y cultura local. Al respecto proponemos:
Idea fuerza: municipio garante y responsable. En este sentido, debe exigir a las empresas aportar a la calidad de vida de la comuna. Debe transformarse en un implementador de políticas sociales, y no en una mera correa transmisora de políticas públicas de nivel central.
Debe tener un rol más activo (junto con la ciudadanía) en el rediseño y financiamiento de dichas políticas a nivel local, sobre todo tomando en cuenta la diversidad y heterogeneidad de cada comuna. A su vez, debe representar a la comuna con demandas que van más allá de lo local, siendo demandante hacia lo nacional.

Educación

En temas de educación, se debe tener un énfasis discursivo respecto a la educación vista como un derecho, cuyo esfuerzo principal debe darse en el fortalecimiento de la educación pública gratuita como compromiso social para el desarrollo. Hay que abordar de manera distinta el concepto de calidad, invirtiendo la relación actual donde se acentúan los resultados más que los procesos. Se parte del reconocimiento del fracaso de la
municipalización y los efectos negativos del sistema particular subvencionado, que entiende también la educación como un servicio. Nos situamos desde una concepción de “estado garante” por sobre la de “estado provisor.”
- Se plantea la desmunicipalización sin privatización.
- Promover el rol fiscalizador del municipio y su apoyo a la contextualización del currículo.
- Favorecer una participación e incidencia activa de las comunidades en el devenir del proceso educativo, mediante Consejos Escolares u otras modalidades.
- Abrir la escuela a la comunidad como espacio público desde donde se construye comunidad.

Medioambiente

Se debe comprometer un Plan de desarrollo ambiental en cada comuna, generando las estructuras municipales para ello, de acuerdo a la realidad de cada municipio y su contexto.
A pesar de las limitaciones legales, el municipio no puede desentenderse de los problemas de los vecinos en términos medioambientales, y debe hacerse parte de las demandas de estos frente a un organismo superior, facilitando denuncias conjuntas con la ciudadanía.
- Formación y sensibilización en el manejo de residuos en la comunidad y las escuelas.
- Generar incentivos para que los vecinos puedan ayudar al reciclaje y de esta manera disminuir los costos del tratamiento de basura comunal.
- Mayor eficiencia y control ciudadano en el retiro de la basura domiciliaria.
- Eliminar y prevenir el surgimiento de microbasurales.
- Fomentar la articulación de redes sociales en torno al tema medioambiental, trabajando con organizaciones e iniciativas vecinales que se estén desarrollando en las comunas.
- Desde esta perspectiva, el COSOC debe asumir un rol fiscalizador ciudadano.

Salud.

Se reconoce la salud como un derecho, con un rol garante del Estado, debiendo promover una atención de calidad y gratuita en la atención primaria. Para ello es necesario promover el debate acerca del carácter de la descentralización en la atención en salud, evaluando con los usuarios el rol del municipio. Al respecto se consideran las siguientes propuestas:
- Promover el modelo de atención preventivo y familiar.
-Comprometemos la generación o búsqueda de fondos para incrementar especialistas médicos. (oftalmología, geriatría, odontología, etc.)
- Revisar protocolos de atención, resguardando un estándar mínimo de dignidad y calidad.
- Promover cobertura y calidad de atención en salud mental.
- Fortalecer los consejos locales de salud y la participación y control de la comunidad en la atención.
- Promover la salud alternativa.

Deporte

El municipio debe promover la práctica deportiva y recreativa en la comunidad. Ello es fundamental dado el aporte que su ejercicio genera a una vida sana, a mejorar los estándares de salud de la población, así como la promoción de valores que promueven la integración de la familia y la comunidad. Por ello se propone:
- Promover la práctica deportiva en el adulto mayor, mujeres y los niños y niñas.
- Generar mecanismos igualitarios y transparentes de apoyo a las distintas organizaciones deportivas de la comuna.
- Comprometer el cuidado de los espacios y recintos para la práctica deportiva.
- Asegurar el uso del suelo deportivo por sobre la venta a las inmobiliarias.
- Privilegiar el uso de los recintos deportivos para las organizaciones sociales y no para la generación de ingresos para el presupuesto municipal.
- Generar planes de detección de talentos.
- Fortalecer nuevos liderazgos para la gestión deportiva barrial.

Cultura y comunicación local.

Hoy existe una batería de concursos públicos destinados a financiar iniciativas culturales. Sin embargo, no existe una política cultural, ni la promoción de ésta a nivel masivo y popular. En este contexto, el municipio debe realizar un aporte al desarrollo de la cultura en las comunas. Para aportar en dicho desafío se propone:
- Fortalecer las identidades locales.
- Fomento de la lectura, talleres culturales y el arte.
- Generar o fortalecer las radios comunales.
- Acceso masivo y popular a las Tics para mejorar la comunicación, el acceso a la información y promover el desarrollo cultural, principalmente de las organizaciones y jóvenes.

Seguridad ciudadana.

La actual política de seguridad pública ha dado mayor énfasis a los aspectos punitivos y represivos por sobre la mirada preventiva. En este sentido, nuestro compromiso es la generación de programas que privilegien la mirada preventiva como aquellas destinadas a la reinserción social y, especialmente, a mejorar la convivencia social y el uso de espacios públicos, generando así entornos más inclusivos y seguros para los habitantes. Nuestro compromiso en los municipios es:
- Fortalecer y generar entornos amigables y confiables, por medio del uso de espacios públicos.
- Generar espacios seguros, limpios e iluminados.
- Programas de mejoramiento de la convivencia vecinal y de generación de justicia local.
- Creación de Defensoría Comunal, con énfasis en la seguridad pública y de derechos sociales.
- Fortalecer el rol de los dirigentes y las organizaciones en la mediación y convivencia comunitaria.
- Integrar a los distintos actores locales al Plan de seguridad comunal.

3 Equidad Territorial:

La política pública en materia de ordenamiento territorial se presenta como una de las principales deudas sociales y como la expresión material visible más evidente de la desigualdad entre las comunas y de la exclusión social. Dicha desigualdad vulnera y menoscaba la dignidad de las personas, las familias y las comunidades, promoviendo el distanciamiento entre habitantes de un mismo país. En Chile no pueden seguir existiendo comunas de primera, segunda y tercera categoría. Hoy no da lo mismo vivir en una comuna u otra, pues ello genera desde ya diferencias de oportunidades.
Pensar en una ciudad integrada e inclusiva supone la construcción de instrumentos que den respuesta en equivalencia a mínimos estándares de calidad para la habitabilidad. Ello desafía, entre otros, a mejorar los diseños, controles y fiscalizaciones. A la vez, se constata la necesidad de pensar las posibles ventajas de los Gobiernos Metropolitanos, para avanzar en el ordenamiento y planificación urbana, y; que los municipios puedan incidir en el Plan Regulador Regional.
El énfasis de nuestra propuesta estará en la regulación de las inmobiliarias y su impacto en la identidad barrial y comunal, y en el aseguramiento de espacios comunitarios y de áreas verdes con estándares similares para los distintos sectores sociales de la comuna y entre las diversas comunas. Todo ello definido a partir de procesos deliberativos con la comunidad y actores locales. Al respecto proponemos:

Ordenamiento Territorial.

- Disminuir la inequidad territorial, potenciando el acceso de habitantes a diferentes servicios básicos en la comuna.
- Promover un mayor control de la ciudadanía en este tema, transparentando la relación del municipio con las inmobiliarias.
- Plan Regulador que sea construido con participación ciudadana efectiva, deliberado por el COSOC y las Uniones Comunales de JJVV e informado a la totalidad de la comuna.
- Compromiso con plebiscitar los puntos de conflicto que se generen producto del PR.

Conectividad y transporte

- Conectividad y transporte como un derecho de las personas.
- Que los municipios puedan tener injerencia en políticas de transporte regional o nacional.
- Conectividad y transporte debe ser parte de la discusión del plan regulador en términos de ordenamiento territorial

Vivienda

- Se debe fiscalizar el vínculo de los municipios con las inmobiliarias que privilegian el mercado por sobre los intereses sociales.
- Que el municipio en conjunto con las organizaciones vecinales tengan injerencia en la decisión sobre como ocupar espacios en desuso que son de propiedad municipal o de bienes nacionales.
- Que el PLADECO incorpore el concepto de equidad territorial como línea base para construir su propuesta, y el COSOC actuando como una contraloría en este ámbito.
-Generar políticas de migración y habitabilidad.

4 Desarrollo Productivo Local:

La demanda de más justicia social y de más compromiso real y efectivo con las comunas y regiones del país, implica en el caso del espacio local abordar los limitados recursos con los que cuentan los municipios para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
Siendo el problema de recursos, también es de competencias municipales muy restringidas, que reducen las capacidades de la conducción al mero ejercicio de administrar, pero no de ejercer gobiernos locales dotados de herramientas para el crecimiento y desarrollo en el espacio local.
La expectativa ciudadana, como demuestran las recientes y diversas movilizaciones a nivel nacional, se expresa en la demanda de más Estado. Sin embargo, el límite institucional que tiene el municipio como actor productivo obstaculiza dicha posibilidad, la que podría adquirir un importante rol sobre todo en comunas rurales y/o aisladas, donde la inversión privada no siempre está presente. Por tanto, debe ser prioridad política en una Reforma Municipal, dotar a la municipalidad de atribuciones y herramientas para el desarrollo
económico local, como, por ejemplo, estudiar la generación de empresas municipales.
Ello implica, en el contexto actual, establecer mecanismos de fortalecimiento de los actores productivos locales para que mejoren su productividad, más allá del rol de intermediador y fomento que hoy compete al municipio. La municipalidad debe gravitar mucho más en el fortalecimiento y desarrollo local. Al respecto se propone un Plan de Desarrollo Económico Local que contemple:
- Fomento y protección, frente a los grandes monopolios establecidos en distintas comunas, del comercio barrial, las ferias libres y la productividad local.
- El municipio debe tener un rol activo en la generación de empleo, orientando y generando instrumentos de planificación laboral, más que de información (mejorar la OMIL)
- Promoción del empleo a través de la vinculación con las empresas establecidas en la comuna.
-Apoyo a la defensa de los derechos de los trabajadores de la comuna.
- Capacitación de desempleados en la comuna. Mejorar competencias laborales.
-Capacitación para mejorar la comercialización de la micro y pequeña empresa de la comuna.
-Formación y adecuación curricular en las escuelas de acuerdo a las necesidades productivas locales.
Publicado por Camila Vallejo Dowling en 06:52

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar