Jueves, 30 Octubre 2014

Actualizado11:43:52 AM GMT

You are here:

Piñera insiste en el “lucro educacional”

E-mail Imprimir

El Presidente Sebastián Piñera defendió la comercialización y el lucro en la educación chilena usando términos eufemísticos para referirse a la “libetad de empresa” que existe en dicha actividad.

 

Ante una asamblea de empresarios mineros aseguró que "por supuesto, no creemos en estatizar ni monopolizar por parte del Estado la educación en nuestro país, porque eso, a la larga, es un atentado, no solamente a la calidad, sino a la libertad, y es un atentado a la equidad en la educación".

De esa manera el Presidente Sebastián Piñera reiteró lo que el país sabe: su posición frente al conflicto educacional, a pocos días de la reunión que mantendrá con dirigentes estudiantiles, fijada para el próximo sábado es “mantener el lucro y la condición de “producto de mercado” que tiene la educación chilena, con lo que se consolida exactamente lo que el Presidente dice que ocurriría si la educación pasa a manos del Estado y deviene gratuita, laica y de calidad, como exigen los Estudiantes..

El Mandatario insistió en que el país "tiene un desafío gigantesco para hacer un cambio copernicano (quiso decir “un giro coeprnicano”, pero sabemos que Piñera no se distingue por la exactitud y la profundidad de su cultura general) en nuestro sistema educacional. Creemos que deben haber proyectos educativos diversos, pluralistas, y que nadie puede pretender homogeneizar la educación", durante el discurso que expuso en la cena organizada por la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), realizada anoche en CasaPiedra.

También descartó la posibilidad de establecer una educación gratuita generalizada en Chile, y enfatizó que el esfuerzo que cabe hacer es avanzar hasta lograr un 60% de beneficiarios dentro del sistema.

El Presidente está protegiendo un negocio de casi mil millones de dólares en el que están implicados una parte importante de la clase política chilena. El negocio educacional en Chile es uno de los mas rentables del mundo y hasta la fecha ha instalado en el país unas 60 “universidades” que pocas cumplen con las calidades que exige ese nombre. Miles de “colegios” que son escuelas secundarias pagadas, se han transformado en un negocio que arroja utilidades gigantescas a sus propietarios los que en algunos casos han formado verdaderos imperios con varios establecimientos. Mas aún, el Estado entrega subvenciones a estas escuelas privadas que tienen fines de lucro, lo que hace que los empresarios educaciones recorten de esa subvención sus utilidades, ya que no tienen otros ingresos, lo que a su vez redunda en que pagan muy poco a sus profesores con todos los efectos que ellos tiene en la calidad de la educación ya que en muchas ocasiones contratan a personas que carecen de formación pedagógica.

Todo ello lo quiere salvar el Presidente y así lo anunció ante sus pares empresarios mineros.

"Creemos en un sistema mixto en el que haya educación privada, educación pública, y el Estado vele por la calidad de ambos sistemas, y también vele por el financiamiento para que todos los niños y jóvenes de este país puedan acceder a la educación de acuerdo a su esfuerzo y su mérito", aseguró patéticamente el mandatario que enfrenta un movimiento estudiantil que ha logrado poner en duda todo el sistema institucional chileno y ha movilizado activa y pasivamente a todo el país.

Desde la CONFECH

Previamente, dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) habían afirmado que la posición adoptada por el Gobierno en torno al lucro -que fundamentalmente apunta a la existencia o no de instituciones educacionales que procuran utilidades por su actividad docente-, volvería "compleja" la conversación que sostendrán con el Presidente este sábado.

El miércoles, en tanto, Giorgio Jackson, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) y vocero de la Confech, expresó que esperaba que si la cita con el Mandatario mostraba un "giro, un cambio de dirección", podría haber un "piso fértil" para poder avanzar en destrabar el conflicto educacional.

A juzgar por las declaraciones y las posiciones anunciadas por el Presidente y sus seguzidores y asesores en La Moneda y en los ministerios, el país se aproxima a un callejón sin salida en el que la intransigencia del Gobierno en ceder en el lucro en la educación, ofrecerá muy pocas alternativas ya que es precisamente ese el punto central en que se basa todo el programa de reformas que exigen los Estudiantes y los profesores.

Tido el conflicto se mueve al “filo de la navaja” ya que las universidades que son completamente financiadas (las privadas) por el pago de sus alumnos, verán que esos pagos para el semestre que termina no llegarán si los Estudiantes “pierden el año” como se dice en Chiley esa suma ha sido calculada en un poco menos que 600 millones de dólares. Ni hablar de las sumas que dejarían de percibir los “colegios” privados con fines de lucro que forman la mayoría de las escuelas secundarias del país.

Piñera debe estar realmente preocupado como empresario que es ya que las utilidades y el lucro son asuntos de la máxima seriedad e importancia para el y sus asesores.

DISCUSIÓN EN EL CONGRESO

El representante de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), Camilo Ballesteros, afirmó que las opiniones del Gobierno en el Congreso, acerca del lucro en la educación, "complejiza" lo que va a ser la reunión que sostendrán este sábado con el Presidente Sebastián Piñera.

Ballesteros y otros integrantes de la Confech concurrieron este miércoles a la Comisión de Educación del Senado, la cual votó a favor de legislar sobre el proyecto que prohíbe aportes estatales en entidades educacionales que persiguen fines de lucro, como los colegios particulares subvencionados.

Durante el debate, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, sostuvo que eliminar los aportes estatales a los colegios particulares subvencionados que tienen giro comercial –que son cerca de 4.500 en el país– "pone en riesgo la cobertura de nuestro sistema escolar".

Esto debido a que estaría en juego la matrícula de más de un millón 200 mil alumnos (35% del total), que son los que estudian en este tipo de establecimientos.

Contrario a esto, Ballesteros dijo que "hay que recalcar que lo que hoy se votó es que no se puede lucrar (en la educación) con recursos públicos".

El dirigente estudiantil agregó "que fue muy potente a nivel político lo que se desarrolló en la comisión, pero lo que finalmente nos deja quizás un poco desilusionados fue el nivel de discusión y argumentación que sobre todo entregaron los parlamentarios oficialistas y también el ministro Bulnes".

"Lo que se desarrolló fue una política de instalar el terror, decir que se iban a cerrar 4.500 colegios (particulares subvencionados); que iban a quedar más de un millón de niños sin colegios, siendo que eso es falso, y se dijo en ese espacio", expresó el dirigente universitario.

"Y al mismo tiempo se valida un sistema que ha generado una gran segregación social, un sistema que separa a los jóvenes en instituciones de pobres, de clase media y de ricos. Entonces hoy día están apoyando ese tipo de cosas, yo creo que es absurdo, está demostrado que este sistema fracasó y que necesita un cambio. Quedamos algo desilusionados y al mismo tiempo opiniones como las del Gobierno hoy complejiza lo que va a ser la situación y la reunión que vamos a tener el día sábado con el Presidente de la República", finalizó Ballesteros.

a.rojas@t-online.de

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar