Miercoles, 29 Marzo 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Política

Chile: 39 años de neoliberalismo salvaje

E-mail Imprimir

Ernesto Carmona

Chile: 39 años de neoliberalismo salvajeALAI AMLATINA, 11/09/2012.- El Trigésimo Noveno (39°) aniversario del golpe militar contra Salvador Allende encuentra a Chile en un franco despertar social y político, tras cuatro décadas de profundo adormecimiento inoculado por la dictadura militar. La feroz represión, casi 4 mil muertos y desaparecidos, decenas de miles de personas encarceladas/torturadas y centenares de miles de expatriados permitieron al dictador Pinochet implantar la nueva versión neoliberal del capitalismo –ahora convertida en el catecismo mundial dominante–, mientras las clases populares estaban imposibilitadas de defender sus derechos y el miedo embargaba a gran parte de la población. Fue la “terapia de shock” de Milton Freidmann que fue aplicada magistralmente por la dictadura.

"El oro de Washington" para la subversión en Cuba

E-mail Imprimir

El próximo 30 de septiembre el Departamento de Estado espera adjudicar 4,2 millones de dólares a organizaciones que desde los Estados Unidos viven del negocio de la subversión contra Cuba, revela hoy el periodista Tracey Eaton en su blog Along the Malecon.

Uno de estos programas exige la creación de videojuegos que fomenten el consenso en torno a Washington, en particular entre los jóvenes. Como en otras partidas del gobierno norteamericano para operaciones ilegales en Cuba, esta se concentra en inversiones destinadas a fomentar el uso de nuevas tecnologías solo en aquellos que obedezcan al cambio de régimen que EEUU promueve en la Isla.

He aquí un desglose de los 4,2 millones que promete el gobierno de los EEUU:

“Derechos humanos”: 1.050.000 dólares. Destinado a “mejorar la capacidad” de los que se dedican a denunciar “violaciones” y sus fuentes (”observadores”), especialmente para individuos que viven fuera de La Habana.

Medios de comunicación social: $ 750.000. Equipar a activistas (los vinculados a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana) y otros ciudadanos con herramientas para denunciar y detectar “violaciones de los derechos humanos y corrupción”. Trabajarán con periodistas de investigación (en EEUU) que desarrollarán, con esta información, historias sobre tendencias y casos.

Jóvenes y tecnología: 700.000 dólares. Involucrar a los jóvenes, especialmente en el tema “del futuro de Cuba” a través del uso innovador de la tecnología, incluyendo las redes sociales. Uso de los juegos de video para promover “el compromiso cívico”.

“Libre mercado”: $ 700.000. Mantener debates sobre temas económicos para impulsar la demanda de reformas.

“Libertad de expresión”: $ 1.000.000. “Incrementar” la libertad de pensamiento y de expresión (siguiendo la línea de Washington), especialmente entre los artistas, poetas, músicos y escritores.

El Departamento de Estado anunció las becas en junio y acepta solicitudes hasta el 13 de julio (descarga de 15 páginas comunicado en la página oficial del Departamento de Estado).

Los funcionarios advirtieron que prefieren que los que llevan a cabo estos programas sean hablantes nativos del español con experiencia en la isla. Aseguran que el número de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que viajan a Cuba debe ser “limitado o excluido” (obviamente aludiendo al precedente Alan Gross).

El Departamento de Estado afirma que puede exigir a los beneficiarios de las subvenciones revelar quiénes en Cuba reciben el dinero o los recursos.

(Edición y traducción: Cubadebate)

Diputados: aprueban idea de legislar en contra de fumadores

E-mail Imprimir

Diputados: aprueban idea de legislar en contra de fumadores23 de noviembre del 2011.- La Comisión de Salud aprobó la idea de legislar respecto de este proyecto de ley que busca principalmente la protección de las personas no fumadoras y que hoy en día se encuentran expuestas a los efectos nocivos del humo del tabaco.

Argentina: Obispo Católico acusado en proceso de Derechos Humanos

E-mail Imprimir

El jubilado obispo Oscar Justo Laguna es el primer jerarca católico procesado en una causa por derechos humanos. Laguna mintió sobre el asesinato del obispo de San Nicolás, Ponce de León. Podría seguirlo el presidente del Episcopado Católico, Jorge Bergoglio, quien en 1979 hizo una gestión por una bebé detenida-desaparecida pero el año pasado negó haber conocido del robo de bebés durante la dictadura.

A 30 años del golpe militar, ¡A parar a la derecha represora!

E-mail Imprimir

A 30 años del golpe militarMiles de personas marcharon el domingo pasado por las calles de Santiago en memoria de las víctimas del golpe de Estado del 11 de septiembre 1973, que derrocó el gobierno constitucional del presidente Salvador Allende.

El asilo de Ecuador para Assange y la diplomacia Sur-Norte

E-mail Imprimir

El asilo de Ecuador para Assange y la diplomacia Sur-NorteSally Burch

ALAI AMLATINA, 16/08/2012.- La decisión de Ecuador de conceder el asilo político al fundador de Wikileaks, Julian Assange, anunciada este jueves 16 por el canciller Ricardo Patiño, ha generado una situación poco común, que refleja, sin duda, la realidad cambiante que se vive en el mundo, donde la pretensión de los países del Norte de ser el ejemplo en derechos humanos se revela cada vez más fragilizada.

Cámara “premia” a sostenedores privados con subvención

E-mail Imprimir

24 de noviembre del 2011.- Con 90 votos a favor, la Sala de la Cámara de Diputados dio hoy su aprobación, en tercer trámite constitucional, a las enmiendas introducidas por el Senado a un proyecto del Gobierno que establece normas de excepción en materia de subvenciones a establecimientos educacionales.
El texto legal (boletín 8021) tuvo su origen en un mensaje del Ejecutivo y establece un régimen de excepción para el cálculo de las subvenciones educacionales aplicable a los establecimientos cuya asistencia se ha visto afectada por las movilizaciones estudiantiles del presente año.

PERU: EL COMANDANTE EN UN CAMPO MINADO

E-mail Imprimir

GUSTAVO ESPINOZA M. (*)

 

 

En una ceremonia pública, el 23 del presente, el Jurado Nacional de Elecciones entregó su reconocimiento legal como Mandatario Electo al Comandante Ollanta Humala Tasso, vencedor de la contienda ocurrida el pasado 5 de junio. La ceremonia fue ocasión para que el líder de Gana Perú reafirmara su compromiso con el país y su voluntad de cambiar para bien la vida nacional, encarando con seriedad los graves problemas que nos agobian.

Ocurre, sin embargo, que ha de asumir el mando de la nación en un momento crucial, cuando a los males endémicos que todos conocemos, se suman acontecimientos dramáticos que golpean duramente el escenario y han dejado ya una dolorosa estela de destrucción y muerte. Lo de Puno, lo confirma.

 Cuando el Presidente García, en julio del 2006 asumió funciones de gobierno, se registraban alrededor de 80 conflictos sociales. Hoy, superan los 270. Alguien podría asegurar entonces que simplemente se multiplicaron por tres y algo más. Pero la cosa es peor: tocaron el hueso de nuestra sociedad después de haber corroído la carne entera. Y es que expresaron no solamente desavenencias entre peruanos, sino contradicciones profundas de un proceso del cual nos había hablado  Mariategui en su tiempo. Y es que el Perú es, apenas, una nación en proceso de formación.

 Ya desde 1928 advertía el Amauta una sociedad desarticulada y compuesta por diversas vertientes que no se complementaban, sino más bien se enfrentaban y confrontaban en un mismo escenario: el territorio del Estado Peruano, sin atinar a integrar realmente una nación. “Conquistadores y Conquistados”, decían algunos no sin un claro sesgo de ironía. En su tiempo, esa realidad dio lugar a algunos desvaríos. Y hasta hubo quienes pretendieron expresarlos sustentando la idea de construir “las Repúblicas Soviéticas Quechuas y Aymaras”, esperpento que, en su tiempo fuera sustentado por Eudocio Rabines, un agente infiltrado en el PC de aquellos años y desenmascarado más tarde.

 Ha pasado el tiempo, desde entonces, pero los problemas que dieron origen a esa manera de ver las cosas, no han sido resueltos. Es más. Ni siquiera, han sido encarados. Por el contrario, la clase dominante se empeñó por fortalecer el dominio oligárquico a partir de una República realmente aristocrática en la que predominó el linaje y el apellido, en lugar de la capacidad y la integración.

 Si la experiencia velasquista de 1968 fue un grito estentóreo de los humildes, éste fue ahogado prontamente por el trípode de la dominación vigente: El Poder Imperial, la oligarquía tradicional y los estamentos políticos que la representaron, y que se empeñaron en construir y perpetuar gobiernos al servicio de los explotadores. Como los males de un país no duran eternamente, ni estos tienen cuerpo que los resista, hoy ha asomado otra vez la crisis, pero en términos más dramáticos, aunque dialécticamente, más esperanzadores.

 La punta del Iceberg asomó con fuerza en abril del año 2009 cuando se iniciaron los conflictos entre el Estado y las poblaciones originarias por los temas de la amazonía. Fueron los artículos del Presidente García publicados en un diario local bajo el título de “El Perro del Hortelano” los que encendieron la pradera. Y es que tras ellos se escondía una voluntad siniestra: lotizar la selva para entregarla a consorcios foráneos a fin que extrajeran de ella petróleo y minerales y bio diversidad. Los pobladores -peyorativamente llamados “nativos”- se alzaron contra la iniciativa y comenzó la brega.

 El 5 de junio del 2009 se produjo “el baguazo”. Las Comisiones investigadoras del tema determinaron después que los hechos ocurrieron por la actitud del gobierno. Ministros del Gobierno de García -como Mereces Araóz y la entonces titular del Interior Mercedes Cabanillas- jugaron un papel nefasto en la circunstancia y quedaron señaladas ante la historia como verdaderas responsables del horror que vivieron allí policías y civiles enfrentados en una pugna incalificable que dejó una secueala de 24 policias muertos y 9 civiles fallecidos.

 Hay quienes aseguran que el número de civiles que perecieron en esa circunstancia, fue significativamente mayor que la cifra oficial; y que muchos cuerpos fueron echados por los acantilados de la zona al fondo de los caudalosos ríos de la selva. Alienta la idea de que algo de eso pudo haber ocurrido, el hecho que un oficial de policía también “desapareció” sin dejar rastro. Hay quienes aseguran que él quiso evitar la matanza de los campesinos, y por eso fue victimado.

 Las disposiciones referidas a la amazonía fueron -unas- formalmente derogadas; pero otras, mantienen vigencia aunque no han sido aplicadas- Es de esperar que no lo sean ahora, cuando el país comienza a cambiar. Pero el caldero no se circunscribe a la amazonía. Hoy la región altiplánica -vale decir el corazón del sur andino- se ha alzado masivamente en rechazo a las concesiones que el gobierno de García hizo en beneficio de empresas extranjeras. Otra vez el tema del petróleo asomó en la primera línea.

 Los habitantes de la zona aymara -el sur del departamento- se oponen tenazmente a esta acción oficial. Y lo hacen, por una doble razón: ellos son agricultores a los cuales la explotación petrolera simplemente arruinaría, y tienen la certeza de que las aguas del lago más alto del mundo -el Titicaca- afrontan un grave peligro de contaminación. Para otorgar las concesiones que hoy se cuestionan, el gobierno de García no hizo la menor consulta a la población. Aplicó el “ordeno y mando” en su variante más elemental, y con ímpetu casi virreinal. Y cuando se iniciaron las protestas ciudadanas, sólo atinó la región bajo el control de las autoridades policiales, en lo que constituyó un intento de apagar con combustible el incendio que asomaba.

 Y los de la zona norte del departamento -la zona quechua- libran desde hace diez años una dura lucha contra la contaminación de las aguas del río Ramis por responsabilidad de las Mineras informales. En todo este tiempo, no les han hecho caso.

 Hoy, la crisis se agravó en extremo. Después de los hechos más graves, el gobierno tuvo que dar su brazo a torcer y derogó la concesión referida a la mina Santa Ana, pero los otros temas, continúan. Solo que las confrontaciones mayores deberán ser enfrentadas no por el señor García, sino por el mandatario que iniciará su gestión en julio próximo.  Un pastel envenenado suele decirse cuando alguien entrega a otro lo que no es capaz de resolver, y que estallará pronto.

 En Puno, el viernes 24, se registraron seis muertos y más de 35 heridos. Y ocurrió porque 300 pobladores de la provincia de Azángaro intentaron tomar el aeropuerto Inca Manco Cápac de la ciudad de Juliaca, en desesperada  protesta, pero fueron repelidos por efectivos de la Policía Nacional y el ejército. Según parece, hay también víctimas de la institución policial

 Pero además de Puno, está planteado el tema de las Universidades. En Huancavelica -el Trapecio Andino- por ley se creó una Universidad de Provincia -la Autónoma de Tayacaja-, pero como no tenía ni locales ni recursos, las autoridades optaron por lo más idiota: resolvieron que tomara los locales y el presupuesto de una Universidad que ya existe, y está en funciones en la capital del mismo departamento. Las protestas dejaron ya tres muertos -uno de ellos, un chico de 14 años- a más de decenas de locales incendiados, destruidos y saqueados por una multitud enardecida. Lejos de entender la ira ciudadana, el gobierno achacó la responsabilidad de los hechos a los pobladores.

 Sólo después del sangriento desenlace, el gobierno resolvió adoptar “medidas de emergencia”. Y dispuso que la recién creada institución de Tayacaja tuviese sus propios locales y recursos. La muerte de inocentes obligó al régimen a desandar la ruta. Pero el tema de los Estudiantes se extendió a otra ciudad del interior, la comercial Huancayo, capital del departamento de Junín y principal nudo de la región central del país. Miles de jóvenes se enfrenaron con palos y piedras a policías que defendieron con bombas y balas a autoridades cuestionadas. La Asamblea Nacional de Rectores dio la razón a los denunciantes: destituyó al Rector y a sus vice rectores e intervino la Universidad.

 Hoy cabe preguntarse si no estaremos frente a un escenario preparado para recibir al nuevo gobernante. No olvidemos que el señor García dijo en su momento que él “haría todo” para “impedir que Humala fuese Presidente”. ¿Estará cumpliendo. Sus carcajadas de ayer, y que recogen los diarios de hoy sustentan la idea. En todo caso, está claro que, más allá de sus deseos personales y su voluntad confirmada, el Comandante Humala  tendrá que atravesar un campo minado para llegar al gobierno.

 (*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe

 

 

 

 

 

Vigésimo sexto aniversario del asesinato de José Carrasco Tapia

E-mail Imprimir

Joe Pino
Vigésimo sexto aniversario del asesinato de José Carrasco TapiaSantiago.- 08 Sep 2012 .-José Carrasco Tapia, periodista chileno que luchó contra la censura impuesta por la dictadura militar. Fue acribillado a balazos por agentes de la CNI la noche del 7 de septiembre de 1986, día en que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, atentó contra la vida del dictador Augusto Pinochet.
El texto que presento mas abajo, pertenece a un discurso de Luciano Camilo Carrasco Mora, de 31 años, hijo del asesinado periodista, quien se suicido la madrugada del 11 de Noviembre de 2002 afectado por una severa depresión. Meses antes del suceso, el equipo de Prensa Opal Chile realizó registro del homenaje que hicieron a su padre en el Colegio de periodistas el mismo año 2002, donde él pronunció este discurso. He decidido transcribirlo con la única intención de ser un material que nos recuerde que desde la memoria, podemos seguir construyendo futuro.

Isaac Gajardo

Escribía José Carrasco, allá por el año 1986 en el boletín el CODEPU: “la dictadura está aislada política, social e internacionalmente. En la oposición existen hoy mejores condiciones para ponerse de acuerdo y asumir una postura de lucha intransigente para terminar pronto con el régimen. La recuperación de la dignidad de la patria requiere que cada uno asuma su cuota”. En entrevista concedida el mismo año concluía: “amamos la vida, amamos la paz, pero antes que nada amamos la justicia y la libertad y por la justicia y la libertad estamos dispuestos a dar nuestras vidas”. Pepe Carrasco asumió su cuota y dio su vida por la libertad y la justicia social de nuestro país. No solo habló el periodista comprometido con la libertad de expresión y las luchas sociales de su tiempo. Habló con todo, el militante popular comprometido con una opción revolucionaria, anticapitalista y profunda y utópicamente socialista.
En esta fecha entonces, recordarle y homenajearle simbólicamente, es recordar y homenajear el testimonio de vida, lucha y esperanza de cientos y miles  de hermanos, compañeros y amigos que se la jugaron por una salida democrática y popular a la dictadura y no por esta caricatura de democracia.
Desde esta perspectiva y solo desde esta, es que septiembre, más que ritos funerarios y nostalgias por un pasado que quiso ser mejor para todos y todas, para los explotados y marginados de nuestro país, desde esta perspectiva entonces es que septiembre debe significar futuro. Y la razón está en nuestra historia y en nuestro presente. Nuestra convicción es que la matanza y la crueldad fueron instrumentos de una dictadura al servicio de una política de transformaciones sociales y económicas profundas: la contrarrevolución neoliberal de los dueños del poder y la riqueza cuyos resultados se cargan hasta hoy bajo la atenta conducción y la administración de la Concertación y las derechas antidemocráticas. La distribución de las ganancias, los sujetos que la perciben, las desigualdades que implican y las consecuencias que acarrean para la mayoría de chilenos, se han sostenido más allá del fin de la dictadura gracias a la inmoralidad de 3 gobiernos antipopulares.
Por eso es que septiembre debe significar futuro y nosotros un presente, donde es necesario refundar, reconstruir y articular una auténtica práctica política-popular que asuma la tarea histórica de la construcción política desde las bases sociales.
Toda pretensión de construcción política que tenga que ver con una declaración teórica separada de las aspiraciones, expectativas y valores presentes en nuestro pueblo, terminará naufragando en el mar de la confusión y el inmovilismo. Necesitamos con fuerza refundar una práctica política que exprese en su quehacer concreto la construcción de una nueva sociedad. Se trata, en consecuencia, de ir creando nuevas relaciones sociales acordes con lo que pensamos deba ser una realización del poder que sea efectivamente liberadora. Es la voluntad de construir y ejercer el poder para transformar la realidad social, política y humana.
Esto significa que toda lucha, ya sea sindical, estudiantil, cultural, gremial, juvenil, poblacional, debe conectarse con una lucha que tenga como horizonte la totalidad. Eso implica poner en el centro de nuestros esfuerzos la construcción del pueblo como actor político y sujeto social. Crear un nuevo poder, crear poder popular, que era la consigna de mi padre, significa entonces, crear nuevas relaciones humanas, nuevas relaciones sociales, nuevas relaciones políticas. Y estas se realizan en el camino, en el proceso mismo de organización popular y lucha social.
En este haciendo camino al andar, tiene sentido la crítica, tiene sentido la nostalgia y la memoria histórica y popular que hoy día nos convoca y nos conmueve. Porque recordar es también aclarar el corazón, porque recordar es operar a la esperanza, la esperanza que no son solo ilusiones, no son solo sueños o aquellas angustias que nos oprimen el pecho ante tanta injusticia desatada. La esperanza que es el sueño, la utopía social o socialista, son gestos, son acciones, son la fuerza con la que nos levantamos todos los días para gritar que vamos a ser tremendamente libres.
José Carrasco y a todos a quienes no nombramos pero nunca olvidamos: estamos de pie, con la mirada limpia, con el corazón rasguñado, pero con la esperanza intacta.

Página 5 de 97