Martes, 27 Junio 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Sociedad

Vanesa, un susto que terminó en festejo

La niña cayó a la tarde a más de 20 metros de profundidad en un pozo de riego de 30 centímetros de diámetro. En seguida fue montado un operativo. La elevaron casi a la medianoche con un lazo alrededor de las axilas. Todo fue transmitido en directo por TV.

Buenos Aires: Celos policiales, tortura y muerte

A Fabián Gorosito lo secuestraron, torturaron y asfixiaron en un descampado de Mariano Acosta. Las sospechas apuntan a que salía con la mujer de un policía de la 6ª de Merlo. Ayer detuvieron a siete, entre ellos a un subcomisario.

Jauría de perros mato a madre e hija en su casa

Una horrosa muerte tuvieron una madre  y su hija al ser atacadas por una jauría de perros vagos recogida por un vecino y mantenida en condiciones precarias y con una reja en mal estado en Peñaflor, localidad cercana a Santiago de Chile..

Las dos mujeres al ver que la jauría del vecino atacaba a sus propios animales trataron de separarlos y terminaron siendo mordidas en el cuello y la cabeza por los perros. Fallecierpn por anemia y múltiples traumatismos en el lugar.

Santiago: robó auto con niña de 8 años adentro.

El ladrón en su huida desesperada por las calles de la comuna de Estación Central terminó embistiendo un paradero del Transantiago y chocó el vehículo contra un árbol. La niña resultó ilesa. Su padre le había puesto el cinturón de seguridad antes de que le robaran el auto. El ladrón es un delincuente común de nombre Francisco Leal Ahumada (31), con más de once detenciones policiales. Está detenido y será acusado por la Fiscalía ante el juzgado por varios delitos.

Horrendo crimen en La Unión: lo mataron con un hacha y quemaron sus restos

El seis de septiembre pasado, alrededor de las dos de la tarde, dos jornaleros que trabajaban cortando leña y haciendo trabajos de poda en el predio de Samuel Mora Rubilar de 77 años, y mientras Mora Rubilar se dirigía hasta el galpón de su casa, el jornalero Regino Aravena lo atacó por la espalda con un hacha. Le propinó un certero golpe en la cabeza y estando en el suelo lo remató con otros dos. Ahí entró en acción Cossio Jaramillo el otro jornalero. Entre ambos hicieron fuego y lanzaron sobre las llamas el cadáver del agricultor quemándolo completamente con ayuda de un rastrillo. Posteriormente, los restos óseos fueron esparcidos en un estero colindante al predio. Para ocultar el homicidio, los criminales dijeron que el agricultor había emigrado a Argentina.

Página 8 de 8