Miercoles, 26 Julio 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Un paraguas frente a la crisis

Javier Lewkowicz para Página/12 de Buenos Aires
Los presidentes de los cuatro países que integran el Mercosur decidieron en la reunión realizada en Montevideo de qué forma se aplica la subida transitoria de las alícuotas de importación a productos de extrazona por encima del Arancel Externo Común.

El Mercosur definiría hoy un mecanismo para aumentar la protección comercial ante la amenaza de la crisis internacional. Los presidentes de los cuatro países que integran el bloque regional decidirán de qué forma se aplica la suba transitoria de las alícuotas de importación a productos de extrazona por encima del Arancel Externo Común (AEC). La Comisión de Comercio del Mercosur, integrada por segundas líneas de los gobiernos, recomendó subas arancelarias por un período de uno y dos años, dependiendo de la extensión de la crisis, cuya aplicación debería ser justificada por cada país y puesta a consideración de los demás. Brasil pretende tener discrecionalidad en la aplicación del alza del arancel, mientras que Uruguay y Paraguay presionan para que cada medida sea consensuada. Argentina impulsa que sean 200 las posiciones arancelarias alcanzadas, y los otros tres países piden que ese universo sea de 100 posiciones.
La intención de los gobiernos es generar un mecanismo que permita, de forma expeditiva, proteger a productores que se vean amenazados por la entrada a precios de remate de bienes de extrazona. La crisis internacional redujo fuertemente la demanda de importaciones de parte de Europa y Estados Unidos, que impactó sobre el dinamismo del comercio en esos espacios económicos y también en países emergentes líderes como China e India. Los sobrestocks generados incitan a los exportadores a colocar esa producción a precios anormalmente bajos, que supone trasladar la crisis hacia otros países. En este contexto, el Mercosur agilizaría el mecanismo de protección comercial para poder subir el arancel externo común desde el 14 por ciento promedio en la actualidad hasta el máximo de 35 por ciento que permite la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Pero los intereses hacia adentro del bloque comercial no son homogéneos. Como Uruguay y Paraguay carecen de un sector industrial para proteger, la suba de aranceles les representa sólo un incremento de costos, de forma que darían el aval a la propuesta sólo si se instalan mecanismos compensatorios y se les facilita el comercio intrazona de algunos de los productos que actualmente se ven entorpecidos por licencias no automáticas de importación. En cambio, Brasil, urgido por la apreciación del real que deteriora su competitividad e impulsa la desindustrialización de su economía, pretende que la suba de aranceles sea lo más discrecional posible, de forma que pueda aplicar cambios sin tener que consultarlo. Esta última posibilidad parece de difícil aplicación porque Argentina apoya el mecanismo de consulta. “La suba del Arancel Externo Común, dentro del marco de la OMC, debe beneficiar a todos los países miembros del bloque”, dijo el canciller, Héctor Timerman.
La modificación de la política arancelaria fue fruto de intensas negociaciones en la Comisión de Comercio del Mercosur. La delegación argentina en ese cuerpo estuvo encabezada, por primera vez, por la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, que acompaña al ministro de Economía, Hernán Lorenzino.
No se llegó a un acuerdo, pero los presidentes del bloque podrían alcanzar un consenso durante la cumbre que se desarrollará hoy. Argentina pide que sean 200 las posiciones arancelarias susceptibles de ser modificadas por los países, mientras que Brasil, Uruguay y Paraguay optaban por 100. Una posición arancelaria incluye varios productos, incluidos dentro de un abanico más o menos reducido. La industria textil, uno de los sectores mejor definidos, tiene nueve mil posiciones. En el otro extremo, la industria naval se agota en sólo quince posiciones. Las licencias no automáticas de importación, que el Gobierno utiliza para regular la entrada de productos que afectan la industria nacional, se aplican sobre las posiciones. La medida de suba de aranceles a productos de extrazona sería por un lapso de entre uno y dos años. De avanzar la propuesta de modificar los aranceles por consenso, los países que pretendan instrumentar un aumento de su protección comercial deberían elevar a la presidencia pro témpore del bloque, con copia a las demás coordinaciones nacionales de comercio. Los otros países tendrán un lapso relativamente breve para aprobarlo o hacer objeciones

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar