Viernes, 28 Julio 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

No tengo nada en contra de los millonarios... personalmente

E-mail Imprimir

Isidro Peñasco
La problemática con ellos es que son un elemento importante en la sociedad.

Los millonarios existen y han acumulado sus millones porque Chile, es decir todos los chilenos -unos mas y otros menos – toleran que desarrollen sus actividades para ser millonarios. No ha existido nunca en la historia un individuo que sea capaz de acumular millones si no es con ayuda de miles de subordinados que generan la riqueza que el controla. Ni siquiera los mineros porque nadie puede creer que el señor Luksic -por ejemplo- cavó su fortuna con una picota el solo  en las minas que le asignó el Estado. Sabemos por propia declaración que el finado Luksic recibió de una empresa japonesa sus primeros 500 mil dólares por la venta de unas minas. Como ellos viven en sociedad y se benefician de esa sociedad, tienen deberes, tienen tareas que cumplir.
Esas tareas -en lo principal- son, no arruinar al resto para que ellos sigan siendo millonarios.
Tienen deberes económicos, como pagar impuestos o pagar salarios que les permitan vivir dignamente a sus trabajadores. Tienen deberes políticos por la influencia que tienen por sus millones en las elecciones y en los candidatos y al final en los órganos electivos del Estado.
En Chile el problema radica en que los millonarios que tenemos no cumplen o cumplen mal con esas tareas. ¿Es necesario puntualizar esas fallas?. No es necesario, son conocidas de todos. Desde que apenas pagan -si es que los pagan- impuestos, hasta sus actividades de influencia en la política. No hablemos de sus empresas y propiedades. No todos los que son millonarios en Chile usan correctamente las propiedades que nosotros, Chile, les garantizamos con nuestro Estado.
No cumplen derechamente con sus obligaciones y por la codicia que es propia de los millonarios, tratan y con éxito, de que las pérdidas las asumamos todos y las ganancias las acumulen ellos.
¿Que hacer con los millonarios?
Hay que corregirlos. Es decir obligarlos a que cumplan con su pega, bajo amenaza de que dejarán de ser millonarios. Nadie los envidia y el que los envidia es igual que ellos.
Ha sido siempre así en la historia.
Los que gozan de privilegios, sean hereditarios o no, deben cumplir con una función social necesaria en el momento de la historia que les tocó vivir. Si no lo hacen, desaparecen, pierden su posición social.
Así fue con los señores feudales en Europa; en Japón y en China y en todos los lugares donde el feudalismo existió y la sociedad avanzó hacia formas mas eficaces de desarrollo.
¿En que fase de desarrollo se encuentra Chile?
Somos un factoría extranjera responsable de suministrar cobre barato a los centros industriales del mundo: Europa; China; Japón y otros países como Corea.
Por ello nos permiten mantener una empresa del Estado para que mantenga estable la economía y la moneda chilena y mantenga el status quo que es beneficioso para ellos. Y por ello el modelo que nos impusieron está basado en impedir que el país se industrialice.
Como somos factoría que explotamos nuestros recursos naturales en beneficio de empresas extranjeras, nuestro orden social permite que existan millonarios como un tal Farkas que no se sabe muy bien que ha hecho para tener tantos millones, fuera de poseer unos papeles que dicen que unas  minas chilenas son de el y que puede hacer con ellas lo que se le ocurra, siendo Farkas un ejemplo muy extremo de la situación de Chile. Hay otros que han fundado sus fortunas en la minería, pero la parte del león en nuestra riqueza de cobre se la llevan los extranjeros.
Por eso, por esa condición de factoría que tiene Chile, es que nos cuesta tanto liberarnos de esas cargas que nos empobrecen. Algunos pueblos solo tienen que superar una barrera. Nosotros dos: la primera y mas peligrosa es recuperar el cobre, la segunda es ordenar nuestra casa internamente de manera tal que el que devenga millonario lo sea porque aportó algo mas valioso que sus millones a la sociedad. Los hay, en Europa.
Nos empobrecen porque nos quitan el capital que necesitamos para desarrollar industrias que le den seguridad y prosperidad eternas a Chile y a los chilenos. Cuando se agoten las minas pasará lo que pasó con el salitre. Quedarán las ruinas en el desierto como las oficinas salitreras que hasta sirvieron de campo de concentración para los presos de la dictadura que llegó la restablecer el “orden” que los millonarios habían perdido en Chile con Allende.
Los millonarios como personas son simpáticos, seguramente, o son un poco espectaculares como Farkas y no son mal intencionados, siempre que no se les toque sus millones. Nada personal contra ellos. Solo que si insisten en no cumplir con su pega. Insisten en creer que Chile es un territorio donde sobran unos cuantos millones porque para ellos ni hay educación; ni salud; ni previsión; ni trabajo; ni vida digna ni ahora ni nunca porque el modelo no lo permite. Mas aún el modelo requiere de esos millones de personas para seguir existiendo. Entonces quiere decir que están sembrando los vientos de la tormenta que los borrará de la historia, como ocurrió en Europa; en China y en otros lugares con los señores feudales y con los que los reemplazaron y es posible que ocurra hoy porque al verse dueños del mundo, al creer que su orden era el “fin de la historia” desataron un proceso que los condujo a la crisis que se prolonga desde 2008 en todo el planeta y que si no la saben manejar (que los indicios así lo aseguran), serán barridos y reemplazados por otros que si sepan cumplir con su pega de privilegiados y no dañen a los que los alimentan y sostienen, como el caso de Chile.
No tengo nada en contra de los millonarios...personalmente.
Seguro que son buenos padres y querendones de sus hijos y buenos amigos, es decir son seres humanos como cualquiera, solo que por tener tanto dinero acumulado y control sobre sectores completos de la economía nacional, se debe exigirles que cumplan con su pega de millonarios.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar